9 grandes atajos de microondas que todo cocinero casero debería conocer

[Fotografía: Shutterstock]

Aunque no recomendaría cocinar comidas enteras en el microondas (aunque hay un verdadero tesoro de libros de cocina que prometen deliciosas comidas en taza, pasteles en taza y otros festines que se pueden comer), puede que te sorprendas de lo que puedes, no deberías, hacer en la cocina.

A diferencia de los métodos de cocina convencionales, los microondas funcionan disparando radiación electromagnética a los alimentos. Estas ondas se dirigen efectivamente a las moléculas de agua internas de la comida, agitándolas a una velocidad que produce suficiente fricción para generar calor. Sería una exageración decir que los microondas calientan la comida de dentro a fuera, pero es más exacto que percibirlos como cajas cerradas de aire caliente, ya que tienen, según Kenji, “la capacidad única de penetrar a través del exterior de la comida al calentarla”. Por esta razón, son excelentes para cocinar los ingredientes de manera uniforme, rápida y eficiente. Puedes obtener el porqué y el cómo de la excelente publicación de Kenji sobre la ciencia del calor y la temperatura.

hay un montón de tareas que se adaptan mejor a las microondas que cualquier elemento calefactor tradicional que exista

Así que, aunque los microondas no producen suficiente calor para provocar la reacción de Maillard responsable de esa deliciosa corteza en su filete, y aunque tienen una tendencia a secar los alimentos si no se toman medidas preventivas (de ahí la película de plástico que viene sobre su bandeja de lasaña congelada), hay un montón de tareas que se adaptan mejor a los microondas que cualquier elemento de calefacción tradicional que haya. He encuestado a mis colegas por sus atajos de microondas favoritos; desde hierbas deshidratantes a patatas cocidas y nueces tostadas, estos nueve usos pondrán en su sitio incluso a los escépticos más firmes.

Haga sus propias hierbas en polvo y otros condimentos

[Fotografía: Vicky Wasik]

Dado que los microondas se dirigen a las moléculas de agua, son una herramienta ideal para deshidratar todo, desde las hierbas frescas sobrantes hasta las hojas de cebollino e incluso la piel del tomate. No sólo el secado de estos ingredientes en el microondas toma una fracción del tiempo que tomaría precalentar su horno o tostadora para el mismo propósito, sino que nuestras pruebas han encontrado que el microondas hace un mejor trabajo de preservar tanto el color como el sabor. Una vez secos, un rápido paso por un molino de especias o unos minutos con un mortero y un mazo le dejará con un sazonador en polvo de sabor vibrante que durará mucho más tiempo que el producto fresco.

Pero no tienes que aprovechar los poderes deshidratantes del microondas para hacer un gran condimento. También lo usamos para tostar y cocer a fuego lento chiles secos en caldo de pollo para obtener una pasta de chile audaz y matizada que avergonzará a tu chile en polvo comprado en la tienda.

Nueces tostadas y semillas de calabaza

[Fotografía: J. Kenji López-Alt]

He pasado años tostando nueces en una sartén o en una bandeja de horno. También he pasado años tirando lotes de nueces carbonizadas que dejé desatendidas por un minuto de más. Pero esa es sólo una de las razones por las que tostarlas en el microondas es tan convincente, es más rápido, más fácil y requiere menos limpieza. Si has probado este método antes y no te impresiona, no te vayas todavía. Hemos descubierto que mezclar las nueces en un poco de aceite las ayuda a dorarse y a desarrollar el mismo sabor complejo que se obtiene con métodos más convencionales.

Esta técnica funcionará para casi cualquier nuez, sin mencionar las semillas de calabaza, sólo hay que arrojar las nueces o semillas crudas en un aceite neutro como el de canola (o aceite de oliva, si se quiere el sabor añadido), y ponerlas en el microondas en intervalos de un minuto, arrojándolas cada vez, hasta que estén doradas.

Hacer arroz

Cocinar arroz en el microondas no te ahorrará tiempo, pero es infalible y más fácil de limpiar que una olla con corteza de almidón, además de que libera espacio en la estufa para hacer cualquier acompañamiento que desees. No me atrevería a decir que el arroz en el microondas es tan bueno como tener una buena arrocera, sólo funciona bien con el arroz blanco y sólo hace un par de porciones, pero es casi lo mismo cuando se quiere una cantidad modesta de arroz y se necesitan los quemadores para otra cosa.

El método en sí es simple: sólo hay que enjuagar cualquier tipo de arroz blanco en agua corriente tibia, y luego transferirlo a un recipiente con el volumen de líquido recomendado en el paquete. Añadimos dos cucharadas de agua extra para compensar la evaporación, y cubrimos el tazón con un papel de cocina limpio o una toalla de papel (una tapa bien ajustada sólo hará que el agua hierva). Si lo ponemos en el microondas a alta temperatura durante 10 minutos, y luego a media temperatura durante 15 minutos más, obtenemos un tazón de arroz perfectamente cocinado y esponjoso.

Cocinar el maíz

[Fotografía: Vicky Wasik]

Si buscas un método ideal para el maíz perfectamente cocinado en la mazorca, no hay nada más fácil que esto. Sólo tienes que meter una mazorca de maíz entera sin desgranar en el microondas y cocinarla en alto durante tres minutos.

¿Qué? ¿Pensaste que había más?

…y palomitas de maíz

[Fotografía: Shutterstock]

Sí, sí, todos sabemos sobre las palomitas de maíz para microondas. Pero, ¿qué pasa con las que saben mejor, cuestan mucho menos que las preenvasadas, y no hacen el mismo desastre que las de la cocina? Todo lo que necesitas para hacer palomitas de maíz perfectas para el microondas es un frasco de granos, una bolsa de papel marrón para el almuerzo, y un poco de aceite y sal para redondear las cosas.

El verdadero beneficio aquí, sin embargo, es que tienes el control total sobre lo que entra en esa bolsa antes de que llegue al microondas: Las palomitas de maíz de bolsa marrón se pueden personalizar fácilmente con cualquier condimento que se desee. Echa un vistazo a nuestras variaciones de sabor favoritas para agitar las cosas: curry de coco tailandés, bagna cauda, arce con mantequilla marrón y más.

Tocino rápido y fácil

[Fotografía: Shutterstock]

Cuando estoy cocinando tocino para una multitud, suelo cargar unas bandejas de sábanas y lo cocino en el horno… es manos libres, sin salpicaduras y súper fiable. Pero cocinarlo en un microondas es aún mejor: Obtienes los mismos beneficios, además no tienes que precalentar el horno, limpiar las bandejas o esperar 20 minutos para que se cocine el tocino. Simplemente coloque las lonchas de tocino entre dos trozos de toalla de papel en un plato apto para microondas y póngalas en alto durante tres minutos. Si no están bien hechas, continúen cocinándolas en intervalos de un minuto hasta que estén crujientes. Consejo profesional: El tocino servido directamente del microondas puede ser un poco masticable. Pero si lo dejas reposar por un par de minutos antes de comerlo, se hará muy crujiente.

Par-Cook Patatas

[Fotografía: J. Kenji López-Alt]

A veces el microondas es sólo una estación de paso en tu viaje hacia el plato perfecto. Por ejemplo, la receta definitiva de Kenji para el hachís de patatas. Mientras que la mayoría de las recetas requieren hervir las patatas en cubos antes de freírlas, encontramos que el proceso ablanda tanto las patatas que empiezan a deshacerse. Una solución es añadir un poco de vinagre al agua de cocción; la otra corta el agua hirviendo, la olla, y la espera fuera de la ecuación por completo. Sólo hay que poner las patatas en el microondas en su lugar, unos minutos deberían servir para ello. Y, para los fanáticos del hachís ultracruzante que hay por ahí, me alegra informar que el microondas lo aplasta totalmente.

El mismo principio puede reducir el tiempo de separación entre usted y la patata asada perfecta en al menos media hora: Sólo hay que hacer unos agujeros en la patata, ponerla en el microondas durante 10 minutos y transferirla a un horno o parrilla a 425°F hasta que esté tierna con la piel crujiente. Adórnala con un poco de pimiento, queso vegetariano y brócoli, o ajo y parmesano.

Hacer vegetales verdes tiernos

[Fotografía: Fiona Reilly]

La cocción al vapor en la estufa no es ciencia de cohetes, pero requiere más preparación y tiempo que esta alternativa de microondas. Cualquier verdura verde que te tiente a cocinar al vapor o escaldar (brócoli, judías verdes, bok choy, espárragos y similares) puede ir directamente al microondas. Puede obtener instrucciones precisas de preparación en nuestro artículo sobre cómo cocinar al vapor las verduras en el microondas, pero la regla general sigue siendo aproximadamente la misma: Sólo coloque sus verduras en un plato, cúbralas con una triple capa de toallas de papel húmedas y cocínelas en el microondas a alta temperatura durante uno o dos minutos, hasta que las verduras estén tiernas con el tenedor.

El microondas también es ideal para cocinar vegetales porosos como berenjenas o calabacines. Es uno de nuestros trucos favoritos para ahorrar tiempo en este parmesano de berenjenas. Comienza colocando las rebanadas en toallas de papel en un plato apto para microondas y cúbrelas con un segundo plato para ayudar a expulsar la humedad y el aire adicionales. Después de un par de minutos en el microondas, las verduras se condensan y se aplastan, perdiendo la esponjosidad frustrante que hace que absorban hasta la última gota de aceite de la sartén.

Pasteles a prueba de tontos

[Fotografía: Ideas en la comida]

Eres escéptico. Lo entiendo; yo también lo era. Entonces descubrí que podía hacer un denso y esponjoso pastel de chocolate casero (o esta versión de moca) en menos de 10 minutos. Oh, y todo eso de usar un solo tazón tampoco duele. Por otra parte, los panaderos más experimentados que gustan de los desafíos no deberían descartar el microondas por completo, sólo echar un vistazo a estos bizcochos Rocky Road más ligeros que el aire, repletos de malvaviscos, chocolate blanco y negro, nueces tostadas y bourbon.

Todos los productos enlazados aquí han sido seleccionados independientemente por nuestros editores. Podemos ganar una comisión en las compras, como se describe en nuestra política de afiliados.

[Total: 0   Promedio: 0/5]

Deja un comentario